Paloma es mucho más que “tot bordats”+