La Cabalgata de los Reyes Magos de Alcoy es la más antigua de España

En Diciembre de 2013 se iniciaron los trámites para solicitar a la UNESCO la declaración de la Navidad Alcoyana como “Patrimonio Inmaterial de la Humanidad” calificación máxima y destacada que existe en este momento sobre un hecho, en este caso “Inmaterial” como lo es ya por ejemplo el “Misteri d’Elx”. Este “galardón” puede llegar o no en cualquier momento, pues la UNESCO ha dejado en “stand by” diferentes declaraciones cuyas gestiones se llevaron a cabo hace ya más de 10 años como declarar Patrimonio Inmaterial de la Humanidad a la “Trashumancia”. En este sentido, queremos aclarar que desde que se solicita hasta que definitivamente se reconoce, pueden pasar muchísimos años, incluso que quede en el olvido: esto no se trata de una contestación SÍ o NO y que además sea inmediata.

cabalgata-reyes-magos-alcoy-fotos-jorge-hinojosa-infofesta-19.JPG

En este sentido, consideramos que la Navidad en Alcoy es algo peculiar, entrañable, tradicional, especial. La ciudad del Serpis es por antonomasia cuna de grandes eventos como lo son también los Moros y Cristianos; sin embargo la UNESCO cuando otorga este galardón, no viene motivada por situaciones ni apoyos políticos como puede ser un BIC (Bien de Interés Cultural). Este reconocimiento BIC ya lo tiene el Betlem de Tirisiti y la Cabalgata de los Reyes Magos que es de agradecer, pero bien poco le ha servido al Castillo de Barxell que cuenta con el mismo etiquetado, pero ha tenido que esperar 10 años para su restauración.

Las 10 claves para declarar a la Navidad en Alcoy Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

Así pues, nos “atrevemos” a considerar 10 premisas fundamentales por las cuales la Navidad en Alcoy debe considerarse Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y con ello queremos plasmar y destacar su singularidad:

  1. Inmovilidad de las fechas. La Cabalgata, como eje principal, ha venido desarrollándose históricamente un 5 de Enero llueve, nieve, haga frío o calor. El respeto por la fecha tradicional y original es lo que motivó principalmente que la UNESCO otorgara este reconocimiento a las Fiestas de la Mare de Déu de la Salut de Algemesí.
  2. Una Cabalgata de Reyes Magos que ya cuenta con el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Nacional y Bien de Interés Cultural, además de tener la vitola bien demostrada, de ser la más antigua de España. No es la más cara, ni la más larga, ni bate records Guiness de participación masiva. Sencillamente es espectacular, porque la belleza reside en la sencillez de la formas. Esa cabalgata que desfila en la mirada puesta de 3 dromedarios que cargan con 3 majestades “mágicas”, es sin duda, la que más llama la atención a pequeños, mayores y extraños.
  3. Una Navidad repleta de actos paralelos como “Les Pastoretes” que simbolizan ese gran cortejo de los pastores listos para adorar al niño Jesús (“la gaspachá”).
  4. La “Burreta” singular y entrañable acto que precede a la Cabalgata. Es el día grande en el que los niños ponen sus ilusiones en un trozo de papel y lo encomiendan a unos buzones soportados por burritas. A este cortejo de cuadrúpedos lo precede un “Embajador Real” con su bando que adelanta la llegada Majestuosa de Melchor, Gaspar y Baltasar al día siguiente.
  5. Representaciones teatrales como el Betlem de Tirisiti que hunden sus raíces en pleno siglo XIX y nos trasladan a un mundo infantil de escenografía, títeres, ilusiones, músicas y apariciones. El Betlem de Tirisiti, tras su largo peregrinaje, finalmente cuanta además con la distinción de ser Bién de Interés Cultural.
  6. Música tradicional. “El Villancico” por excelencia en su repetición de estrofas ha sido el género más difundido en estas fechas. En Alcoy existe toda una tradición de canciones, dichos, rimas y curiosas narraciones que entroncan la música popular y nuestro entorno geográfico enderezado con hechos simpáticos y anecdóticos.
  7. Gastronomía: licores y pastas. Desde las mismas peladillas, pastisets de boniato, de carn, o ya el mítico “biribiri”, herberet de la Serra de Mariola o cantahueso, endulzan y alegran la Navidad al más regio.
  8. Campamento de los Reyes: cada 4 de enero los pajes, ayudados por el Centro Excursionista de Alcoy, montan un verdadero campamento a las faldas del Barranc del Cinc donde los Reyes Magos leerán sus cartas la noche antes de la gran Cabalgata. El día 4 de enero encienden antorchas y bajan con sus burritas a recoger las misivas infantiles. Una serpiente de fuego ilumina esa noche el barranc del Cinc precediendo a Sus Majestades.
  9. Los pajes: esos personajes anónimos que reparten regalos por doquier, suben y bajan escaleras, pisos, entran con alegría en casas y reparten más ilusión que la Loteria de Navidad. Esos jóvenes altruistas que dedican muchas tardes a preparar esa entrega mágica. Los tenemos aquí bien representados, identificados siendo totalmente únicos e inconfundibles: els patges o negrets y ahora se encumbran por los balcones de Alcoy bajo la mirada perpleja del “Papa Noel” foráneo.
  10. La singularidad de colocar al rey Mago “Negro” en medio del cortejo regio. De pequeño siempre decíamos en Alcoy Melchor, Gaspar y Baltasar, pero cuando vino la tele e iluminó otras Cabalgatas, nos dimos cuenta de que algo pasaba. Independiente de que si Baltasar es el negro y aquí va en medio o si es Gaspar, el hecho de cambiar este detalle habla de una historia viva convertida en tradición por los hombres: aceptamos al Rey “Negre” en medio e incluso los alcoyanos nos damos una tregua en si es Gaspar o Baltasar en las tertulias (para mí, digan lo que digan seguirá siendo Gaspas, el Rey “Negre”).

Escaleras con pajes que suben y bajan entregando regales a los niños

cabalgata reyes magos alcoy (114).JPG

Si a todo este elenco le sumamos la tradición belemera, la edición especial de lotería de Navidad de les Filaes, el involucrar cada año a tres colectivos o asociaciones para la organización del evento; entendemos que la Navidad en Alcoy es mucho más que una Fiesta común, es la materialización de los sueños de un pueblo que ve en la necesidad de infundir ilusión a un niño la vía de escape a lo cotidiano, lo banal, en esa mezcla de religiosidad, pasión, sentimiento, fe y mucha tradición: la historia moldeada por los hombres. ¿Qué haríamos sin historia ni tradición?.

Jordi Linares

Historiador del Arte

2 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2019 InfoFesta.es la plataforma más grande de Fiestas Tradicionales en la Comunitat Valenciana  | INFOFESTA | MOROS I CRISTIANS | FALLAS | Descarga nuestra Aplicación móvil Morosicristians.app

CONTACTA

Envíanos un e-mail

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?